Hay veces en que la luz natural que entra por la ventana te da la oportunidad de hacer fotos que a mi por lo menos me encantan, estas solo están retocadas de tamaño, el sello que le pongo y tapar la cara, el resto es tal y como se hicieron con la cámara, con mis manchas en la piel, las imperfecciones de mi cuerpo y sin ningún filtro… que por qué os cuento esto??? simple, por que está soy yo, este es mi cuerpo y no voy a esconderlo, al contrario voy a enseñarlo y a disfrutar de él tanto como pueda. Espero que disfrutéis las fotos aunque sean poquitas, pronto habrá mas, prometido 😛